Aprende a cultivar tu propio azafrán

Si quieres disfrutar plantando y recolectando tu propio azafrán, en tu huerto urbano, jardín o campo, te vamos a orientar sobre los pasos a seguir.

Lo primero, obtener unos buenos cormos (también llamados bulbos o cebollas), como los que te ofrecemos en Azafrán Sanfiro, producidos y recolectados en el paraje “Vega De La Retamosa” de Peñas De San Pedro (Albacete). Aquí tienes nuestros bulbos, puedes adquirirlos haciendo click en “Añadir al carrito”.

LA TIERRA:

Dado que vamos hacer una buena inversión en cormos, es primordial elegir una buena tierra, está debe ser esponjosa, fresca y drenar con facilidad. Debemos evitar plantar donde antes se cultivaron cultivos propensos a desarrollar hongos, como la cebolla, patata, ajos.

También es aconsejable hacer un análisis de tierra, para descartar que tenga hongos y así evitar enfermedades y tener luego problemas.

Después de la primavera (sobre junio) realizaremos una buena arada a buena profundidad y aportaremos abono orgánico, bien sea de caballo, vaca u oveja. La cantidad recomendable es de unos 5kg por metro cuadrado, con este abonado y aportaciones puntuales que hagamos durante el proceso de multiplicación y desarrollo de la planta, será suficiente para el periodo de cultivo de cuatro años.

WhatsApp-Image-20160604 (3).jpg

LA PLANTACIÓN:

La fecha adecuada para la plantación es desde mediados de agosto a mediados de septiembre.

El cormo un día antes de su plantación, debemos tratarlo con un fungicida, para curar si tiene alguna herida y ante el riesgo de que en la tierra que lo plantemos pueda existir hongos. El fungicida más recomendable es el que contenga captan en su composición y lo ideal es preparar la mezcla con agua y sumergirlo para que se empape bien del producto.

Se puede plantar de varias formas, ya depende de la extensión de cultivo que vayamos a hacer y luego la forma en que vayamos a hacer las labores para labrar y quitar hierba.

Para plantaciones pequeñas, se puede realizar a mano, o con una mula mecánica, se hace un surco de unos 20 cm de profundidad, se colocan dos filas de cormos separadas ente sí unos 10 cm., tanto a lo largo como a lo ancho, con el culo puesto hacia abajo, la separación ente surcos es de unos 50cm. En este tipo de plantación se utilizan unos 40 cormos por M/2

Para plantaciones grandes, se puede utilizar una máquina de plantar que va echando el cormo y a la vez lo envuelve, también a una profundidad de unos 20 cm. y una separación entre surcos de 75 cm., en este caso al ser la separación entre surcos mayor, se puede labrar y hacer el resto de labores con tractor. En este tipo de plantación se utilizan unos 4000kg por hectárea.

Acto seguido a la plantación, hay que regar para que el cormo empiece a despertar del letargo del verano y empiece a echar raíz y tallos.

 

 

PREPARACION DE LA TIERRA PARA LA COSECHA:

Para finales de septiembre vamos a preparar la tierra para la cosecha, podemos quitar las hierbas que hayan aparecido después del riego de la plantación y vamos a dar otro riego si no ha llovido nada y la tierra está seca, si tiene humedad no es necesario. También pasaremos unos ganchos para romper la costra que pueda tener la tierra y favorecer la salida de los tallos por donde saldrán las flores y las hojas.

Normalmente, la cosecha vendrá con el frio, a partir de mediados de octubre y durará de tres a cuatro semanas, aunque el 70 % de la cosecha se concentrará en una semana.

WhatsApp-Image-20160604 (1)

 

COSECHA:

Cosecharemos a primera hora de la mañana intentando que la flor no se abra, así el azafrán será de mayor calidad y no perderá propiedades al abrirse oxidándose al darle el sol. Si la flor esta mojada por el rocío o lluvia, la extenderemos para que se ore, para poder realizar bien el mondado.

Cortaremos el tallo de la flor lo más justo posible y sacaremos los tres pistilos juntos (el azafrán). Después del mondado, limpiaremos el azafrán de restos de partes de la flor y lo tostaremos, siendo este un proceso muy importante, pues aquí debe de perder sobre el 80% del peso, para estar bien tostado y poder conservarse.

Todo el proceso de recolección mondado y tostado, lo haremos en el mismo día para no perder calidad.

 

CRECIMIENTO Y REPRODUCCIÓN:

Después de la cosecha, las hojas (también llamadas “espartillo”) seguirán creciendo, llegado enero labraremos y quitaremos la hierba aportando abono, preferiblemente nitrógeno, para que las hojas crezcan bien verdes y grandes para ayudar al desarrollo de los nuevos cormos.

Después de este abonado, es importante dar un riego si no ha llovido, para que la planta coja el abono y se desarrollen bien las hojas. Hasta el mes de mayo el cormo estará engordando por lo que es conveniente otro abonado sobre el mes de marzo, (aquí para el engorde potasa) normalmente en estas fechas siempre llueve por lo que no será necesario regar.

Desde febrero a mayo, ya no podremos labrar, solo escardar a mano, pues las hojas son ya largas y las podríamos dañar, llegado mayo, las hojas se secan y hay abundante hierba.

Para junio podemos desbrozar toda la hierba hojas de los cormos, bien para sacar los cormos o dejar el campo limpio todo el verano. Si sacamos los cormos, procederemos a limpiarlos y guardarlos extendidos en un lugar fresco y seco en una capa de unos 25 cm, revisando de vez en cuando que no se calienten y así se podrían tener hasta la plantación.

WhatsApp-Image-20160604 (2)

 

DATOS:

La profundidad de 20cm, viene dada porque este cultivo, lo vamos a mantener cuatro años en la misma tierra. El cormo todos los años muere y se reproduce encima del antiguo, si detecta que está muy somero, hecha una gran raíz central consumiendo parte de la energía y pudiendo menguar la producción de flor.

El primer año es la plantación dando apenas cosecha, el segundo año ya hay una cosecha importante en una hectárea (con una plantación de 4.000 kg de cormos) se puede obtener unos 8kg, el tercer año es el de más producción, llegando a dar sobre 14 kg y el tercer año es parecido al segundo unos 8 kg ya después de esta cosecha es aconsejable sacar los cormos, limpiarlos y plantarlos en otra tierra, pues hay mucha cantidad y poco espacio para engordar.

Este cultivo es de secano, pero se recomienda plantarlo donde sea posible regarlo por si hay sequía, con las lluvias en las fechas que normalmente llueve y un par de riegos al año, sería suficiente. La época donde más se necesita el agua, es en septiembre (para que empiece a echar raíz y tallo) y en enero (para multiplicarse y desarrollar bien las hojas)

Cada cormo, dependiendo del calibre, puede producir de uno a cuatro tallos y estos a su vez de tres a cinco flores, con lo que un solo cormo podría producir hasta 24 flores.

Para grandes plantaciones es recomendable cormos de tamaño medio o pequeño, por su menor coste y dado que el año de plantación no suelen dar apenas cosecha.

Un cormo, puede multiplicarse en varias unidades y en los cuatro años de producción, se puede multiplicar por dos la cantidad plantada.

WhatsApp-Image-20160604 (4).jpg

Para obtener un kg de azafrán tostado, son necesarias hasta 240.000 flores.

Con un gramo de Azafrán, se pueden realizar unas 50 raciones de comida.

Para obtener un kg de Azafrán tostado, necesitamos cinco kg, pues este pierde al tostarlo, un 80% de su peso.

Este cultivo puede aguantar temperaturas extremas de hasta -20 grados en invierno y hasta más de +40 en verano.

Los cormos pasan todo el verano en periodo latente, no tienen ninguna actividad, es cuando se pueden sacar para su posterior plantación.

El poder de coloración y propiedades del azafrán español está considerada como la mejor del mundo, llegando a dar de poder de coloración 300, muy por encima de las normas ISO, sobre la mejor calidad que es 190.

Las principales mermas en el cultivo por fauna son los siguientes, topillos y jabalís que excavan y se comen los cormos, también conejos que se comen las hojas.

Es recomendable vallar el terreno si aparece alguno de estos riesgos y poner cepos para los topillos.

También puede haber daños por hongos, pudrición por encharcamiento del terreno y por cocción por riego con demasiada temperatura.

Todos estos procesos los puedes utilizar para plantar en una maceta o jardinera, (siempre muy importante no regar en exceso y que drene bien).

Estamos a tu disposición para cualquier consulta o duda, puedes escribirnos a info@azafransanfiro.com

WhatsApp-Image-20160604 (5)

 

SI QUEREIS TENER ESTA GUIA EN FORMATO DESCARGABLE:

PRODUCE TU AZAFRAN

 

Comparte este articulo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *